¿Como eliminar verrugas?

Lo primero que tienes que hacer es identificar el tipo de verruga que padeces, si no estas seguro, debes acudir a tu médico para que evalúe tu situación.

Estafas

En Internet hay muchas webs que prometen soluciones milagrosas para quitar verrugas, son estafas pues no solo ofrecen quitar verrugas benignas sino que afirman poder quitar verrugas peligrosas como las genitales o filiformes.

Otra “solución” es acudir al curandero de turno, incluso algunos estafadores quitan las verrugas con una oración, muchas veces ni la dicen en voz alta; en otras ocasiones los charlatanes se esfuerzan un poco más y te aplican un ungüento sanador, sin ninguna base científica.

Remedios naturales

Internet esta lleno de artículos que prometen eliminar las verrugas con métodos caseros. Aquí hay que ser sincero y realista: estos métodos son poco eficaces, quizás hayan quitado a alguien una verruga plana o común, pero lo cierto es que durante el proceso de “cura”, exponemos nuestro cuerpo a contagiarse en otro sitio, por lo que no son nada recomendables.

Podríamos llenar este sitio web de recetas naturales para curar verrugas, pero preferimos mostrarte información real para que conozcas el origen de las verrugas y los tratamientos que existen, unos podrás aplicarlos en casa mientras que otros requieren acudir al medico.

Ácido salicílico

Es el método mas usado para quitar verrugas en casa, se suele visitar el médico antes para una evaluación profesional.

El ácido salicílico (también el ácido láctico) es un medicamento tópico que podemos adquirir como genérico, pidiéndolo por su nombre, también hay soluciones comerciales que llevan el mismo principio activo (Antiverrugas Isdin, Verufil, Quocin, etc.). Lo que hará este ácido por nosotros es quemar la verruga por capas, a medida que va cauterizándola para que no se produzca contagio.

Quitar verruga con ácido

En el prospecto describirá la forma de aplicación, pero viene a ser el siguiente:

  1. Por la noche, limar una capa fina de la verruga
  2. Aplica una gota de ácido sobre la verruga, para ello traerá un pincel. Se aconseja previamente aplicar vaselina u otro protector alrededor de la verruga para evitar quemar la piel sana.
  3. Dejar que el ácido seque, formará una costra blanda. Dependiendo de la temperatura tardará mas o menos.
  4. Cubrir con esparadrapo y dejar actuar durante toda la noche mientras dormimos.
  5. Retirar el esparadrapo por la mañana, teniendo cuidado pues en ocasiones saldrá con él una capa de la verruga adherida al medicamento seco y/o al esparadrapo.
  6. Repetir el proceso hasta que desaparezca la verruga. Si pasadas 6 semanas no hemos conseguido eliminarla, debemos acudir al médico.

Crioterapia

La crioterapia es un método de eliminación de algunas verrugas que consiste en congelarla, existen dos versiones de esta técnica, la que usará el médico especialista, el nitrogeno líquido, que congelará el tejido por debajo de -160 ºC y la solución que puedes usar en casa, para ello se utiliza un producto químico, el DMEP (dimetiléter propano), pero solo conseguirás congelar el tejido a unos -55 ºC. Después de aplicar el agente congelador, la verruga se marchita y cae al cabo de unos días.

Esta técnica no es viable para todas las verrugas. En el caso de utilizar la solución comercial para congelar verrugas en casa solo será valida para las verrugas comunes o plantares, si bien esta técnica no es muy eficiente en el tratamiento de esta última.

Cuando acudir al médico

  • Las verrugas suelen ser inofensivas, pues la mayoría de las veces son verrugas planas o comunes, sin embargo hay verrugas que son difíciles de eliminar, como las plantares que si bien no son peligrosas, si son molestas y dolorosas.

    Otro grupo de verrugas que no debemos intentar curar por nosotros mismos, aunque nos de mucha vergüenza acudir a un especialista, son las verrugas genitales y las verrugas anales. Estas verrugas son muy delicadas y contagiosas, tanto en nuestra piel como en la de nuestra pareja, posponer la visita al médico o intentar soluciones por nuestra cuenta solo ocasionarán un desastre que será más difícil de arreglar.

    Por último, si vemos que una verruga sangra, supura, cambia de color o nos duele, debemos acudir a un dermatólogo para descartar que la verruga se este convirtiendo en un riesgo importante para nuestra salud.

    El médico dispondrá de la capacidad de hacer un buen diagnóstico, y de los medios para curar tu enfermedad de la piel, podrá utilizar la cirugía, el láser o la congelación.